Hechos, Dichos, Ocurrencias Y Andanzas De Bardín El Superrealista

Distribuye La Cúpula
Cartoné con sobrecubierta | 84 páginas
9
1
Regístrate y haz login para votar
-
Tu voto
Lo quiero

Escribe tu crítica
Valoraciones de tus amigos
Inicia sesión o regístrate para añadir a tus amigos y poder ver sus valoraciones
Guión
Dibujo
Argumento
Bardín es un tipo corriente al que nada le parece demasiado extraordinario. Por ejemplo, no le parece extraordinario que el término "superrealismo" (traducción exacta del francés "surréalisme", que significa "por encima de la realidad") no hiciera fortuna en castellano y que con el tiempo acabara por etenderse la simple adaptación fonética de la palabra francesa. Tampoco le parece extraordinario que Max, en su adolescencia, viviera confundido pensando que "surrealismo" significaba exactamente lo contrario de lo que significa, al imaginar que el vocablo debía de proceder de "sub-realismo" (sin duda por asociación con el "subconsciente" que reivindicaban los surrealistas.)No, nada de todo esto le parece extraordinario a Bardín, poque ¿acaso es distinto lo que está por encima de lo que está por debajo? Es más, ¿no es todo ello igualmente real? Bardín opina que sí, de ahí su apodo. Y de ahí la naturalidad y la desenvoltura -no exentas de insolencia- con las que se entromete en complicadas disquisiciones teológicas con dioses, acepta sospechosos traspasos de poderes por parte de un perro andaluz, soporta chistes malos en mitad de penosas pesadillas eróticas, o escribe manifiestos de barra de bar ahogado en efluvios de coñac barato.Lo dicho, un tipo corriente al que nada le parece demasiado extraordinario.
Premios
¿Falta información o algún dato es incorrecto? Si es así, ¡haz click aquí y avísanos!
El copyright de las imágenes de cada cómic o serie pertenecen a las correspondientes productoras y/o distribuidoras.